El discurso de odio antisemita y antimusulmán prolifera en internet

El 7 de octubre, el día en que Hamás atacó a Israel, la etiqueta #HitlerWasRight (#HitlerTeníaRazón) apareció en X, antes conocido como Twitter. A lo largo del mes siguiente, más de 46.000 publicaciones usaron la etiqueta, a menudo junto a expresiones que llamaban a la violencia contra los judíos.

Al mismo tiempo, el uso de la etiqueta #DeathtoMuslims (#MuerteaLosMusulmanes) también se disparó en X y se compartió decenas de miles de veces, según un análisis de The New York Times.

El discurso de odio antisemita e islamófobo ha aumentado en internet desde que estalló el conflicto entre Israel y Hamás. El aumento ha sido mucho mayor de lo que los académicos e investigadores que vigilan las redes sociales dicen haber visto antes, representado por millones de publicaciones, a menudo explícitamente violentas, en X, Facebook, Instagram y TikTok.

El contenido antisemita se incrementó más de un 919 por ciento en X y un 28 por ciento en Facebook en el mes transcurrido desde el 7 de octubre, según la Liga Antidifamación, un grupo de defensa judío. La incitación al odio contra los musulmanes en X aumentó un 422 por ciento el 7 y el 8 de octubre, y un 297 por ciento en los cinco días siguientes, según el Instituto de Diálogo Estratégico, un grupo de defensa política con sede en Londres.

En plataformas marginales como 4chan, Gab y BitChute, los contenidos antisemitas e islamófobos aumentaron casi un 500 por ciento en las 48 horas posteriores al 7 de octubre, según el Proyecto Global contra el Odio y el Extremismo, una organización sin fines de lucro que da seguimiento a las expresiones de odio y al extremismo. Además, el aumento ha sido global, ya que las publicaciones antisemitas también se han compartido ampliamente en las plataformas de redes sociales respaldadas por el Estado en China.

Según los investigadores que estudian las redes sociales, la avalancha ha estado impulsada tanto por las emociones profundamente arraigadas que despertó el acto violento como por extremistas que buscan promover sus propias agendas. Según los mensajes revisados por el Times, en los grupos de mensajería en línea de extrema derecha se ha debatido sobre la oportunidad de adoctrinar en el antisemitismo a activistas de extrema izquierda. Rusia, Irak e Irán también han difundido mensajes antisemitas junto con desinformación sobre la guerra.

“Los promotores del odio han aprovechado la oportunidad de secuestrar las plataformas de redes sociales para difundir su intolerancia y movilizar violencia real contra judíos y musulmanes, sembrando aún más dolor en el mundo”, afirmó Imran Ahmed, director del Centro para Contrarrestar el Odio Digital, que vigila las redes sociales en busca de discursos de odio.

Este discurso en línea ha creado un clima de miedo e intimidación que quizá haya influido en enfrentamientos tensos y violencia en el mundo real, advirtieron los investigadores, quienes dicen que es difícil de demostrar causalidad. En Estados Unidos, Europa y Canadá, las autoridades han documentado numerosos actos de violencia contra judíos, musulmanes y sus lugares de culto en las últimas semanas.

Algunos de los mensajes antisemitas y antimusulmanes han sido compartidos cientos de miles de veces y han recibido la misma cantidad de “me gusta”, a pesar de que parecen infringir las normas de las plataformas de redes sociales, muchas de las cuales prohíben la incitación al odio.

El contenido ha sido más prominente en X, según la Liga Antidifamación y otros investigadores. En un análisis realizado por la Liga Antidifamación de 162.958 publicaciones en X y 15.476 publicaciones en Facebook entre el 30 de septiembre y el 13 de octubre, el aumento del contenido antisemita en X superó con creces al de Facebook. Casi dos millones de publicaciones con la etiqueta #IsraeliNewNazism (#NuevoNazismoIsraelí) aparecieron en X en ese período, y otros 40.000 mensajes con la etiqueta #ZionistsAreEvil (#LosSionistasSonMalvados) o #ZionistsAreNazis (#LosSionistasSonNazis).

Más de 46.000 publicaciones con la etiqueta #HitlerWasRight (#HitlerTeníaRazón) también aparecieron el mes pasado en X, según Memetica, una empresa de investigación digital. En meses anteriores, la etiqueta aparecía menos de 5000 veces al mes. Otras dos etiquetas (#MuerteALosJudíos y #MuerteAJudíos) aparecieron más de 51.000 veces el mes pasado, frente a las 2000 del mes anterior.

La etiqueta #LevelGaza (#DestruirGaza) apareció casi 3000 veces en X en la semana posterior a los atentados del 7 de octubre, frente a aproximadamente una decena en septiembre, según Memetica. También hubo miles de publicaciones en la plataforma con las etiquetas #MuslimPig (#CerdoMusulmán) y #KillMuslims (#AMatarMusulmanes).

Otros sitios, como TikTok y Facebook, también han registrado un aumento de la incitación al odio, pero estos eliminaron los contenidos que fueron denunciados, según los investigadores. La incitación al odio que se mantuvo en estos sitios fue a menudo más velada, como la tendencia en TikTok de utilizar “pintor austriaco” como una clave para Adolf Hitler.

Un portavoz de TikTok declaró que los videos del “pintor austriaco” infringían las políticas de la aplicación y que los videos con esa etiqueta fueron eliminados después de que el Times se los señaló a la empresa. Entre el 7 y el 13 de octubre, añadió, TikTok retiró 730.000 videos por infringir las normas sobre incitación al odio.

X no respondió a la solicitud de comentarios. Meta, propietaria de Facebook, Instagram y WhatsApp, remitió a una entrada de su blog sobre cómo la empresa aplica sus políticas contra la incitación al odio.

Las aplicaciones de mensajería como Telegram también se han utilizado para sembrar el odio en medio del conflicto. El 7 de octubre, un canal de Telegram vinculado a Hamás compartió una imagen de un parapente descendiendo con una bandera palestina y las palabras “Estoy con Palestina”. La imagen hacía referencia a los asesinos de Hamás que utilizaron parapentes para entrar al festival de música Nova en Israel, donde murieron más de 260 personas en los atentados del 7 de octubre.

En el transcurso de 24 horas, la imagen se compartió miles de veces en X, Instagram, Facebook y TikTok, según ActiveFence, una empresa de ciberseguridad que asesora a plataformas de redes sociales. Debajo de algunas de las publicaciones en Facebook e Instagram había comentarios como: “Deberían haber matado a más” y “Maten a más judíos”.

Al 9 de octubre, un grupo llamado NatSoc Florida había creado una camiseta con la imagen, según ActiveFence. La imagen pronto se propagó en 4chan y más tarde apareció en variaciones con la rana Pepe, un personaje de dibujos animados del que se han apropiado los supremacistas blancos.

El meme se difundió rápidamente por organizaciones que estaban posicionadas para abrazar causas antisemitas o racistas, incluidas las que no estaban directamente implicadas en el conflicto entre Israel y Gaza, dijo Noam Schwartz, director ejecutivo de ActiveFence.

“El meme es muy muy bueno”, dijo. “Es algo terrible, pero es reconocible, como un icono”.

Telegram no respondió a una solicitud de comentarios.

Recientemente, en varios canales de extrema derecha en Telegram y en 4chan, algunos usuarios han hablado de la guerra como una oportunidad para difundir sentimientos antisemitas entre personas que por lo general se encuentran en las antípodas ideológicas. Un canal de Telegram incluía instrucciones para que los usuarios de extrema derecha que propugnan el antisemitismo publicaran mensajes compasivos sobre la muerte de palestinos en Gaza con el fin de atraer a activistas de izquierda.

“Una vez que los lleves allí, culpas a los judíos”, escribió una persona.

Adi Cohen, director de operaciones de Memetica, dijo que el aumento de los mensajes antisemitas reflejaba una convergencia de objetivos tanto de los activistas de extrema derecha como los de extrema izquierda.

“Algunos de ellos dicen explícitamente que esta es una oportunidad para regodearse y celebrar el asesinato de judíos en internet”, declaró. “Están intentando atraer público a sus contenidos, y este es un momento de enorme crecimiento para ellos”.


Sheera Frenkel es una reportera afincada en la bahía de San Francisco que cubre el impacto de la tecnología en la vida cotidiana, centrándose en las redes sociales, como Facebook, Instagram, Twitter, TikTok, YouTube, Telegram y WhatsApp. Más deSheera Frenkel

Steven Lee Myers cubre temas de desinformación para The New York Times. Ha trabajado en Washington, Moscú, Bagdad y Pekín, donde contribuyó a los artículos que ganaron el Premio Pulitzer por servicio público en 2021. También es autor de The New Tsar: The Rise and Reign of Vladimir Putin. Más de Steven Lee Myers

Sumber: www.nytimes.com

Related posts